SEGURIDAD

En México, en lugar de hablar de amnistías, debemos hablar de justicia. Vamos a recuperar la paz y lo vamos a hacer del lado de las víctimas.

Es urgente que coloquemos a las víctimas de la violencia y el delito como un auténtica prioridad nacional, como el centro de políticas públicas audaces, innovadoras y eficaces para garantizar la seguridad de todos. Debemos apurar el paso hacia un modelo de justicia que incluya elementos esenciales como memoria, verdad, reparación y garantías de no repetición.

Nosotros proponemos dos grandes ejes en materia de seguridad:

 

  1. Prevención, para atender las causas más profundas del problema. Para ello vamos a promover el deporte, la cultura, la educación, la capacitación y los empleos bien pagados.
  2. Enfrentar el problema a partir de una nueva estrategia:
    1. Garantizar una Fiscalía autónoma e independiente, que lleve ante la justicia a los delincuentes.
    2. Desmantelar, y no solo descabezar, a las organizaciones criminales.
    3. Duplicar el tamaño de la Policía Federal.
    4. Profesionalizar y certificar a todas las Policías del país.
    5. Seguir apoyándonos en el Ejército y la Marina, hasta que contemos con Policías confiables, bien pagadas, profesionales y que realmente estén del lado de la gente.
    6. Crear la Secretaría de Seguridad Ciudadana, como una institución especializada y alejada de motivaciones políticas.
    7. Impulsar una política de cooperación con EUA, para frenar la llegada de armas de fuego a México, provenientes de aquel país.