ENERGÍA

Nuestro país cuenta con un potencial incomparable para la generación de energías renovables. México necesita dar prioridad a la agenda de sustentabilidad, para desplegar políticas públicas que sean transversales y que garanticen el desarrollo sostenible.

Esto implica dotar de una lógica ambiental a las políticas económicas, productivas, energéticas, educativas y culturales. México puede y debe ser una potencia en la transición energética, creando incentivos para atraer inversiones a la generación de energía solar, eólica, geotérmica, entre otras energías limpias.

Nuestro compromiso es que las energías limpias representen, en 2024, el 40% de la matriz energética; esto es 5% más de lo que establece la actual Ley de Transición Energética.

Debemos entregar a nuestros hijos un mejor país que el que recibimos de nuestros padres.

Nuestras propuestas para lograrlo, son:

 

  1. Promover que las energías renovables lleguen a los hogares de los mexicanos, estimulando la instalación de techos para la captación de energía solar.
  2. Impulsar el desarrollo de empresas limpias y ambientalmente sostenibles, basadas en el aprovechamiento racional de los recursos, con evaluaciones ambientales estratégicas, límites de contaminación, gestión de residuos y condiciones saludables para sus trabajadores.
  3. Impulsar la movilidad de la gente de manera no motorizada y eléctrica, mediante incentivos fiscales y financieros.
  4. Incentivar que al menos un tercio de las PyMES cuenten con energía solar, a través de un programa de financiamiento asequible.